Próximas carreras:

Próximos eventos:-----------02 Febrero 2014, IV Media Maratón Villa de Puerto Real-- 9 de Febrero II Lantisco Trail Cross Algaida-----23 de Febrero Maraton de Sevilla----

28 febrero 2010

Mi primera comunión... digo Maratón

Y es que el Becario es mucho Becario y además se nos va doctorando. En la tarde noche de hoy he recibido su llamada, siempre agradable y educada en la que me anunciaba que me mandaba la crónica de su experiencia maratoniana, de una parte porque creo que es una obligación zebulona que se encargó cuan martillo pilón de recordarle nuestro querido Presi, y de otra porque esas cosas salen o no salen, y al chaval la inspiración le ha fluido hoy... así que sin más comentario y aderezada de algunos polvitos mágicos ahí os dejo con las andanzas de nuestro más galante y elegante corredor del asfalto, Oli. (Zeb Perman)

Podría describir todas las sensaciones que sentí aquella mañana, pero solo me quedaría con una: satisfacción.


Satisfacción por haber cumplido el objetivo, satisfacción por haber superado la prueba que tanto ansiaba, por haber mirado a la cara a la maratón y no haber desviado la mirada. Disfruté muchísimo, si se vieran imágenes saliendo del estadio se vería en mi cara la felicidad de estar viviendo un sueño. Reconozco que tenía miedo, que no sabía a lo que me enfrentaba, que por mucho que te cuenten, realmente no sabes lo que es hasta que lo vives.


Y sí, fue duro, los últimos cinco kilómetros fueron muy duros, pero para mi suerte mirmanno Zeb Cretario estaba a mi lado. No tengo suficientes palabras de agradecimiento para él, porque cuando estaba hundido en lo más profundo de mi mente, me dio el aliento que necesitaba para no pararme, por poco me da hasta algún empujón. Es ahora, después de tanto tiempo con los zebulones, cuando realmente he entendido que un zebulon es más que una camiseta.


Recuerdo que le dije que no volvería a correr una maratón, pero por una extraña razón al día siguiente estaba pensando cuando sería la siguiente.


Es ahora que la he vivido cuando reconozco el enorme valor que tienen todos y cada uno de los corredores que corrieron aquel domingo, sin duda todos ganaron ese día. Este detalle no lo valoraba antes, y sin saber por qué ahora sí.


Querría felicitar desde ésta crónica a mi compañera de estreno maratoniano Rachel, supongo que igual que para mí, habrá sido una experiencia inolvidable.


Para concluir ésta crónica me gustaría dedicar mi primera maratón a mi futura hija que nacerá dentro de pocos días-horas, que sin ella saberlo me acompañó en tantos kilómetros de entrenamiento durante estos meses, en cada kilómetro de la maratón la llevaba en mis pensamientos. Seguro que volveré a correr más maratones, pero solo mi primer maratón será siempre especial por ello.


Ah se me olvidaba, gracias a todas las personas que me animaron esa mañana, incluso los que, sin estar allí pensaron en mí. Sinceramente gracias.

Y ahora más que nunca: ¡¡¡¡QUE TIEMBLEN LOS MALOS!!!!

22 febrero 2010

Marasevi 2010, por Rachel W.


Como era de prever, la noche antes del maratón dormí poquísimo. Quizás eso sirve de excusa para la infinidad de despistes que cometí el domingo.

Llegué al túnel sur del estadio a las 8 donde había quedado con los Zebulones. La gente me preguntaba si estaba nerviosa, pues sí que estaba nerviosa, estaba tan alterada que ni sentía el frío del que todo el mundo se quejaba! Bueno, pues nos fuimos para dentro, nos preparamos, Zeb Muro me contó un par de chistes y dejamos las bolsas en la guardarropa. Ojo: despiste nº 1. Vamos todos contentos para la salida cuando Pedro me pregunta "¿te has puesto el chip?". Se me paró el corazón. Le miro durante unos segundos mientras reacciono y me voy pitando para la guardarropa. Nos ponemos a buscar frenéticamente el p*to chip entre todas la bolsas mientras por el altavoz avisan que la carrera va a empezar ya...creo que la mitad de la organización nos estaban ayudando en ese momento...bueno, no sé cómo pero por fin encuentro mi bolsa, saco el chip y vámonos.

Ya no tenía más tiempo para pensar en lo estúpida que me sentía porque había sonado el pito, estábamos corriendo todos juntos, el ambiente era increíble, cómo estaba la gente de eufórica! La primera parte de la carrera pasó sin incidentes, me sentía muy cómoda al ritmo al que iba con Pedro y Javi, me reía mucho, en fin, que me lo pasé muy bien. A la hora y pico comí mi barrita de energía, sin atragantarme, y todo bien. Ya nuestro grupo se había crecido un poco ya que el Pedro había fichado a unos cuantos corredores más (los de los globos de 4h se habían equivocado e iban demasiado rápido). La media la pasamos en 2 horas, "clavao", y todavía me encontraba muy bien, sin tirones ni cansancio ni nada. Un poco después, a los 20 km. y pico, sí que empezaba a tener un poco de hambre, hasta se me sonaban las tripas. Ojo: despiste nº 2. Uno de los chicos del Carmona Paez que iba con nosotros, muy amable, me ofreció un trozo de un plátano, pero le dije que no porque no sabía si me iba a sentir mal (qué irónico). Así fue como decidí comerme una naranja. Big mistake. Un rato después me empecé a sentir un poco rara, me temblaban las piernas y los brazos y de repente me entró un montón de fatiga. Se lo comenté a Pedro y los tres paramos, en La Palmera, me apoyé contra un coche y esperamos a que se me pasara. Cuando pensé que podía seguir nos pusimos a correr y a intentar recuperar el ritmo de nuevo. Pero ya estaba asustada y me sentía muy débil. Aun sí, poco a poco cogimos el ritmo. A ese punto se habían agregado Isi y el amigo en bici, todos me animaban a seguir, me miraban un poco preocupados de vez en cuando (me imagino que tendría la cara algo desencajada), e iban cayendo, muy lentamente, los kilómetros. Al pasar por los puestos de avituallamiento y ver las naranjas tiradas por el suelo se me pasaban todo tipo de palabrotas por la cabeza que no son dignas de una señorita....

Nada me había preparado para lo duro que es la última etapa del maratón, por mucho que había leído y escuchado sobre el tema. No tengo ni idea de cómo llegué a la meta porque no tenía ni fuerza para coger el pañuelo del bolsillo. Bueno, por fin vi que estábamos en el km. 37 y que pronto pasaríamos por la puente de la barqueta donde estaban mis padres y Juan Antonio...efectivamente, allí estaban, gritando y ondeando ese pedazo de bandera galesa, me dice Pedro "ve a darles un beso a todos!" y lo hice, por poco me colapso a sus pies...y otra vez estamos corriendo rumbo al estadio. Ya los gritos de Pedro no eran normales, pensé "que se habrá metido este hombre para tener tanta energía? yo quiero", Javi también me decían palabras de aliento, y a pesar de mi estado lamentable íbamos "recogiendo cadáveres" (qué me gusta esa expresión!). Por fin llegamos al estadio, como un oasis en medio del desierto, me entró un subidón de adrenalina y crucé la meta en 4:00:55. Nos encontramos con el resto de los Zebulones acurrucados alrededor de una estufa, y me dice Pedro "tienes que comer algo, coge tu ticket para la bolsa de comida" y (despiste nº 3) me acordé que estaba en la bolsa, que estaba en la guardarropa, junto con el ticket de la guardarropa...vaya desastre. Pero bien está lo que bien acaba, recogimos todo y nos fuimos para fuera para juntarnos con los nuestros y contarles nuestras historias.

Muchas gracias a todos de nuevo y nos vemos en la próxima!

Zeb Orange

15 febrero 2010

Maraton Sevilla 2010



Tenemos la centralita telefónica colapsada, nos llaman desde medio mundo para conocer el estado de la crónica, solo podemos adelantar que Zebaristo a conseguido la primera posición en su categoría, Zebulones Kenianos Gaditanos que prefieren ir a correr a Sevilla que quedarse a escuchar el coro de los niños. Zeb Tanketa utilizó con éxito las nuevas rodillas de titanio explosionado que le habían colocado en Navantia, 3.000 horas de trabajo, quedando también en primera posición de su categoría, mitad hombres mitad maquinas. Aunque tenemos unas apetitosas ofertas económicas para sacar las fotos de la cara del becario a su paso por el alamillo, esta Junta Gestora ha decidido que no las sacará a la luz, ya que después de las del Presidente del año pasado puede generar pánico en futuras generaciones zebulonas. y si manué, en efecto el Presi fue cucamoneado en pleno tartán sevillano, dicen las malas lenguas que debido a la ingesta de cruzcampina en una conocida Plaza de la capital hispalense.



video

Contacta con nosotros

Para cualquier cosa que quieras puedes ponerte en contacto con nosotros en el correo electrónico clubzebulon@hotmail.com
El club Atlético Zebulon Macahan nace de la necesidad de un grupo de jovenes de divertirse corriendo. De esta forma aunan fuerzas para competir en todos los eventos que se celebran, principalmente en la provincia de Cádiz. Es un club formado por grandes corredores, atlétas que son capaces de hacer el tan conocido "kilómetro negro", si los ves corriendo por las calles de San Fernando, Carboneras o Isla Cristina no dejes de echarles el lazo. A su vez son grandes amantes de los triglicéridos, ácidos úricos y grasas polisaturadas que generan los productos cárnicos, derivados del pórcino o vacuno, y los grandes manjares que nos da la mar.